Miércoles Santo
 - 
CRITERIOS DE ASIGNACIÓN

Información sobre el proceso de asignación de puestos para la Salida Penitencial 2017


 
CONFIRMACIÓN Y PREASIGNACIÓN DE PUESTOS
Recibidas en tiempo y forma las solicitudes y reservas de puestos, la Albacería se encargará de comprobar éstas, confirmando que el solicitante cumple en primer término los dos principales requisitos: que figura en la nómina del censo; y que se encuentra al día de los pagos correspondientes a la cuota de Hermano.
 
Comprobado ésto y antes de iniciarse las fechas de inscripción y retirada de hábitos, la Hermandad comunicará individualmente a cada solicitante, la aceptación y confirmación del puesto pre-asignado. Verificándole en dicha comunicación los siguientes datos: Nombre y apellidos; Sección en la que acompañará en el cortejo procesional; Nomenclatura del Puesto pre-asignado; Importe del donativo correspondiente a la Salida Penitencial; y por último, la Fecha en que habrá de acudir a la Casa de Hermandad para formalizar la inscripción.
 
Del mismo modo, se habrá de comunicar a los aspirantes que no han procesionado el año anterior, que su solicitud queda sujeta a la disponibilidad de hábitos y criterios de asignación, emplazándoles a las fechas que se atenderán la lista de espera.
 
Por lo general, todos los hermanos que hayan solicitado el mismo puesto que en la procesión inmediata anterior, tendrán derecho a conservar dicho puesto en la Salida Penitencial de la Cofradía del año en curso, siempre que no incumplan algún criterio específico de continuidad en el mismo. A la finalización del plazo señalado para las solicitudes, los puestos que hayan quedado vacantes de los hermanos que lo disfrutaron el año anterior, quedarán a disponibilidad de la Hermandad, asignándolos la Albacería a los nuevos aspirantes, siguiendo por riguroso orden de solicitud y antigüedad la demanda de puestos.
 
Una vez confirmadas las solicitudes y que hayan sido comunicadas a los Hermanos la reserva del puesto, los Hermanos deberán de personarse en la Casa de Hermandad en los días de cita notificados para retirar el correspondiente hábito y formalizar el puesto.
 
Quienes no hubiesen acudido a la Hermandad para formalizar su registro en la fecha o días que fuera citado a tal efecto, ni tampoco avisado de su imposibilidad de acudir, perderán cualquier derecho derivado del puesto que ocuparon el año anterior. Si dado el caso que tampoco se personara el Hermano en ningún otro día de los establecidos para la retirada de hábitos, además de perder el derecho de puesto y antigüedad, podrá quedar sin reserva sobre el hábito, disponiendo de éste la Hermandad para otro Hermano.


RETIRADA DEL HÁBITO Y FORMALIZACIÓN DEL PUESTO
Una vez confirmadas las solicitudes y comunicadas a los respectivos Hermanos la reserva del puesto, los Hermanos deberán de personarse en la Casa de Hermandad en los días de cita notificados para retirar el correspondiente hábito y formalizar el puesto.
 
Quienes no hubiesen acudido a la Hermandad para formalizar su registro en la fecha o días que fuera citado a tal efecto, ni tampoco avisado de su imposibilidad de acudir, perderán cualquier derecho derivado del puesto que ocuparon el año anterior. Si dado el caso que tampoco se personara el Hermano en ningún otro día de los establecidos para la retirada de hábitos, además de perder el derecho de puesto y antigüedad, podrá quedar sin reserva sobre el hábito, disponiendo de éste la Hermandad para otro Hermano.


EXCEPCIONES Y CRITERIOS DE ANTIGÜEDAD
Aquellos Hermanos que por cualquier otra razón, debidamente justificada, le impidan participar en la procesión, podrán igualmente reservar su puesto informando de ello a la Hermandad, indicando esta circunstancia para la obtención de una Papeleta de Sitio simbólica, garantizándose todos sus derechos. Este hecho circunstancial no podrá exceder de dos años consecutivos.
 
Quienes por alguna circunstancia deseen ocupar un puesto concreto en las filas de Velas, y que no le correspondiera por su antigüedad. deberán hacerlo saber en los días de retirada del hábito penitencial, asignándole esta condición de "acompañante" perdiendo por tanto el derecho de orden y antigüedad del solicitante, en favor de colocar junto al otro Hermano.
 
El criterio general para determinar la antigüedad de los Hermanos participantes en la procesión se regirá, en primer lugar, por la antigüedad como hermano de la Corporación, y a igual sea ésta, por la antigüedad en su participación en la procesión, sea cual fuere el puesto, siendo indiferente que lo fuera en la sección del Señor o de la Virgen, y por último lugar la fecha de nacimiento.
 
En el caso de los Hermanos nazarenos que portan Vela, la posición se ordenarán dentro de cada uno de sus tramos conforme a la antigüedad, asignándoles un lugar determinado, de menor a mayor en ambas secciones de Señor y Virgen, es decir estando, los más antiguos más cerca de los tronos.